LA ISLA DESCONOCIDA


Al despertar, Ella se personó ante la Reina, y le pidió un Barco, para navegar hasta La isla Desconocida. Él, vasallo de la Reina, se asombró de la osadía de Ella, y al ver que la Reina no podía negar la petición, decidió seguirla en su aventura.

Markeliñe propone una aventura dentro del teatro gestual, y visual, en el que se reivindica  esa mirada al horizonte.  Buscar nuestra isla desconocida es defender nuestro derecho a desarrollar nuestras potencialidades y nuestra responsabilidad con nuestro destino.
 
Duración del espectáculo: 55 min.
foto2 foto14 foto6 foto11 foto13 foto4 foto10 Copia de Imagen10 Imagen2 foto3 Imagen13 foto1 Imagen23 foto7 Copia de Imagen12