CRUSOE


En Markeliñe nos gusta utilizar los textos clásicos y conocidos para darle una pequeña vuelta de tuerca. En esta ocasión jugaremos con el naúfrago solitario en su isla para hacer una metáfora de la vida, comenzando por el nacimiento que no es sino un naufragio que te abandona a tu suerte en la solitaria isla de tu destino.

Crusoe aprenderá a comer por sus medios, a relacionarse con un entorno diferente y a tener relaciones con seres reales e imaginarios. Su vida está constituída por lo que le sucede y por lo que su mente interpreta, como la de todos. Y ambos mundos son igualmente reales.

Desde una isla solitaria, con sabor a mar y a mundo marino, Crusoe ve pasar el tiempo y los barcos sin que ninguno se detenga. Las cosas suceden con la naturalidad que suceden en la vida, sorprendiéndonos a veces, incomodándonos en otras y generalmente, enseñándonos a soportarlas. Crusoe, entonces, consigue vivir una vida apacible acompañado de Viernes. Una vida que, como un barco en alta mar, sigue pasando a lo lejos.

Crusoe-Markeline_04_web Crusoe-Markeline_33_web Crusoe-Markeline_29_web Crusoe-Markeline_16_web Crusoe-Markeline_01_web Crusoe-Markeline_06_web Crusoe-Markeline_17_web Crusoe-Markeline_11_web Crusoe-Markeline_42_web Crusoe-Markeline_08_web

20/10/2017

Sa Teulera 
19:30 y 21:00
VILAFRANCA DE BONANY